miércoles, 14 de mayo de 2008

La importancia del capital humano

En un artículo del Harvard Deusto Bussines Review Rosabeth Moss Kanter hace una interesante alusión sobre la importancia cada vez más significativa del capital humano sobre el resto de recursos de la empresa.

La búsqueda de un capital humano más eficaz se convierte en un objetivo prioritario de las organizaciones actuales, lo cual supone que este se convierta en un recurso escaso por la gran demanda de talento tanto técnico como directivo.

El reclutamiento de directivos, ingenieros, consultores de gestión, cada vez más eficaces, se realizará a nivel global gracias a la utilización de las tecnologías de la información. Muchas empresas utilizarán internet para la búsqueda de sus trabajadores, por ejemplo mediante procesos de selección on line.

Las empresas también pueden incrementar sus niveles de capital humano mediante la formación de sus trabajadores, la formación que se imparte a las empresas es un sector con cada vez más auge en el mundo, reflejando los mayores niveles de complejidad y especialización al que han de enfrentarse las organizaciones en los mercados actuales y para los cuales los trabajadores han de estar cada vez más preparados. Los cursos de formación que las empresas dan a sus trabajadores permiten que estos incrementen su productividad de forma importante.

Una vez conseguido un nivel de capital humano adecuado las empresas deben de buscar como mantenerlo, puesto que este, al convertirse en un recurso cada vez más demandado provoca que sea más apetecible para el resto de los competidores. Para esto las empresas deben de buscar formulas que permitan motivar y retener a sus talentos, como podrían ser prácticas como el teletrabajo que permite hacer compatibles aspectos antes tan divergentes como la familia y el trabajo. El teletrabajo no solo consigue mejorar el nivel de vida de los empleados sino que puede provocar un gran aumento de la productividad al evitar congestiones de tráfico o largos desplazamiento, que provocan tiempos improductivos. Para aumentar la motivación las compañías no solo utilizarán aspectos monetarios sino que buscaran soluciones para que sus empleados puedan conciliar mejor su vida profesional y personal.